biodanza

Biodanza: la danza de la vida

Orígenes

Creada por Rolando Toro, Psicólogo, Maestro y Antropólogo chileno en 1965.

Realizando una investigación en el centro de estudios de Antropología Médica en la Universidad de Chile, descubrió que ciertos ejercicios aumentaban la conciencia corporal y el sentido de identidad, y otros generaban estados de mayor relajación.

Javier de la Sen, fruto de su experiencia profesional ecléctica en Biodanza y disciplinas afines, introducirá nuevas aportaciones y ejercicios, surgiendo en el 2006 un nuevo sistema de biodanza organizado por él, manteniendo la ortodoxia del sistema de Rolando.

Mi experiencia en Biodanza es en ambas orientaciones, si bien obtuve mi titulación en el sistema de Javier de la Sen y, posteriormente, en la Escuela Kairós.

¿Cómo funciona?

El facilitador propone determinados ejercicios. El cuidado y contención del grupo, la música, y en ocasiones el canto, favorecen la expresión a través del movimiento, generándose vivencias integradoras.

La vivencia integradora es el instante vivido intensamente, en el aquí y ahora.

¿Qué beneficios se obtienen?

Cada persona trae consigo, desde su nacimiento, unos potenciales genéticos. Biodanza propicia un ambiente favorable para desarrollar esas potencialidades.

Áreas del potencial humano o líneas de vivencia que se trabajan:

  • Vitalidad: Se activan las condiciones sanas del movimiento y potencia el reponer energías. Los ejercicios de esta línea nos ayudarán a tener alegría interior y entusiasmo.
  • Sexualidad: Los ejercicios de esta línea ayudan a sanar la vinculación afectiva, el erotismo y el sexo (entendido como el grado de plenitud con que se vivencian las cualidades de lo masculino y lo femenino). Se dirigen a la totalidad del ser.
  • Creatividad: Orientados a potenciar la capacidad de cambio y renovación, el instinto lúdico. Crear algo valioso y utilizar el proceso creativo para sacar aspectos nuevos de uno mismo que le acerquen a su identidad.
  • Afectividad: Ejercicios para expresar emociones, pasiones. Potencian la capacidad de vinculación con el otro, viéndolo como semejante y orientados hacia la superación de las disociaciones.
  • Trascendencia: Nos conectan con nuestra espiritualidad, facilitando el tomar conciencia del sentimiento de pertenencia al universo y de la conexión con la naturaleza.

La practica regular permite:

  • ir integrando las nuevas experiencias e incorporarlas en el día a día del participante
  • de forma progresiva, llegar a un proceso de crecimiento personal.
¿Cómo se practica?
  • En grupo regular:
    • se desarrolla durante todo el año
    • en sesiones de hora y media o dos horas, semanales.
    • la sesión se inicia con un relato de vivencia. Cada persona expresa:
      • de qué ha tomado conciencia en la última sesión grupal
      • cómo esto ha sido integrado durante la semana
  • Los talleres y monográficos:
    • suelen realizarse de forma más intensiva, en una jornada o fines de semana
    • dirigidos a personas que ya conocen la Biodanza
    • se profundiza más en la vivencia y se potencia el aspecto de convivencia con el grupo
Algo importante que debes saber:

Es una disciplina que no requiere conocimientos de danza y es apta para cualquier edad. Es el facilitador quien propone los ejercicios en función del grupo

CONTACTA para conocer horarios, frecuencia del grupo y precios.